domingo, 11 de julio de 2010

Despojos


Abrazado al cuerpo exangüe de Patroclo, Aquiles lamenta el momento en que dejó la lucha contra los troyanos. Llora y se derrumba en el vacío del lecho que llenaron juntos. Desamparado, el valeroso Aquiles no es más que aquella mujer que el astuto Odiseo trajera de la corte del rey Nicomedes.

Imagen de Miguel Condé: La muerte de Patroclo.

3 comentarios:

Patricia dijo...

Excelentísimo José Manuel
Afectuosamente
Patricia

josé manuel ortiz soto dijo...

Que bueno que te haya gustado, Patricia. Por un momento pensé que, dada la temática de la mini, hubiera sido evitada por los visitantes.

josé manuel ortiz soto dijo...

Anónimo, gracias por el link, ya se agregó al nombre de Miguel Condé. Saludos.