lunes, 19 de diciembre de 2011

Pesadilla


Despertó inconsolable: había soñado que aquella mujer era su madre.


Imagen tomada de la red.

6 comentarios:

Anita Dinamita dijo...

¿Quién la vino a consolar?
Muy sugerente, sin decir apenas nada.
Abrazos

Leo Dolengiewich dijo...

Me encantó!
Creo que es una de las peores pesadillas posibles!
Admiro tu capacidad de hacer micros de una línea y tan contundentes.
Un abrazo!

Javier Ortiz dijo...

Comparto lo dicho por Anita Dinamita, tremendamente sugerente.

Saludos.

Lola Sanabria dijo...

Debe de ser horroroso quedarte atrapado en una pesadilla.Hay despertares que te producen un gran alivio.

Abrazos alegres.

josé manuel ortiz soto dijo...

Anita, terrible comienzo, pero sobre todo, como dices bien ¿quién la vino a consolar? ¿Sería la bruja del cuento? Un abrazo decembrino.

Leo, el tema de la madre da mucho hilo de donde cortar. Yo agradezco tu humor negro. Un abrazo.

Javier, los textos breves nos dan un campo de posibilidades. Un abrazo.

Lola, eso debe ser lo más terrible: nunca despertar.
Un abrazo,

Pablo Gonz dijo...

Un fuerte abrazo, José Manuel. Ojalá que tengas un estupendo año 2012.
A cuidarse mucho,
P