jueves, 18 de octubre de 2012

Desapego


No escuchó súplicas. De un tajo limpio y preciso, segó el cordón umbilical que la ataba al corazón.
 
 
Imagen tomada de la red.
 

4 comentarios:

Ximens dijo...

Breve pero intenso. Volver a nacer alejando vientres opresores. Difíciles decisiones. Un saludo.

Pedro Sánchez Negreira dijo...

Un hiperbreve con sabor a desengaño, José Manual.

No sé hasta que punto me gustaría vivir así.

Un abrazo.

Yun Rodríguez dijo...

Visceral

juan Humberto Roa aguilar dijo...

me encantó pocas palabras... mucho sentimiento