lunes, 20 de junio de 2016

Equipaje


Cerraron mis maletas; te vas, me dijeron. Un segundo después ya añoraba la vida como la había conocido hasta entonces. Si de mí dependiera, querría seguir aquí por siempre, pensaba. En cuanto estuve solo, cerré los ojos y acomodé mi cuerpo al espacio cada vez más estrecho de un lugar que ya no era el mío.


3 comentarios:

sendero dijo...

El camino q todos recorremos. Abzo

Hola, me llamo Julio David dijo...

Preciso y contundente.

Saludos!

sendero dijo...

Saludosmi buem