sábado, 14 de mayo de 2011

Designio


Una vez señalado por su dedo, Luzbella dejó de ser el ángel que creía.


Imagen tomada de la red.

3 comentarios:

Adivín Serafín dijo...

Creer, ahí reside el error.

Blogsaludos

Las Gemelas del Sur dijo...

Terrible influjo el de ese ser que ha sido capaz de cambiar las creencias de Luzbella.

Besos a pares.

josé manuel ortiz soto dijo...

Adivín, me parece que a Pedro le pasó lo contrario: por no creer.

Un abrazo.

Gemelas: ¿quién no es capaz de cambiar ante un influjo fuerte? Para bien o para mal, eso ya se verá.

Abrazos.