domingo, 13 de noviembre de 2011

Tormenta interior


Dibujé sobre su pubis desnudo un caracol. El mar, imponente, bramaba entre sus muslos.
Solo quedaron restos del naufragio.

Imagen tomada de la red.

8 comentarios:

Anita Dinamita dijo...

Qué pocas palabras para tanta sugerencia.
Un abrazo

senddero dijo...

breve con lluvias intensas. Un infierno de aguas.

josé manuel ortiz soto dijo...

Anita, a veces lo que se sugiere tiene mayor efecto que lo que se dice tal cual.
Gracias por tu visita.

josé manuel ortiz soto dijo...

Sendero, me gusta eso de "un infierno de aguas".

Saludos.

Lola Sanabria dijo...

¡Ay, ese final qué bien cierra el micro! Erotismo del bueno.

Abrazos varios.

josé manuel ortiz soto dijo...

Lola, hay naufragios por demás placenteros.

Un abrazo.

Humberto Dib dijo...

Interesante texto, José, llegué a través de un comentario tuyo en el Microrrelatista, pero me quedo como seguidor.
Un blog que promete.
Un abrazo.
HD

josé manuel ortiz soto dijo...

Huberto, un gusto encontrarnos por acá. Bienvenido. Espero que encuentres en este sitio de cuervos algo de interés.

Un abrazo.