lunes, 5 de marzo de 2012

Avestruz diluviano


Tiene el agua hasta el cuello. Afortunadamente, no recuerda dónde dejó la cabeza.

Imagen tomada de la red.


16 comentarios:

Luisa Hurtado González dijo...

no será cuello???
Un saludo, Luisa

Mar Horno dijo...

Buenísimo hiperbreve. Ideal en estos tiempos que corren. Ojalá no recordara yo donde tengo la mía. Un abrazo.

David Moreno (No Comments) dijo...

Muy bueno, tanto que con tu permiso, me lo guardo...

Un saludo indio
Mitakuye oyasin

Pedro Sánchez Negreira dijo...

Excelente hiperbreve, José Manuel. Me gusta todo lo que su contenido absurdo sugiere.

Un saludo,

Las Gemelas del Sur dijo...

Pensemos... ni falta que le hace, si no quiere ver los problemas.

Besos a pares.

josé manuel ortiz soto dijo...

Luisa, efectivamente: faltaba una l. Gracias por la observación, pero sobre todo por pasar por aquí.

Un abrazo.

josé manuel ortiz soto dijo...

Mar, valdría la pena preguntarnos que tan sabia es la actitud del avestruz, o al menos qué tanto ayuda su postura. Y sí, a veces quisiéramos ser él.

Un abrazo.

josé manuel ortiz soto dijo...

Indio, gracias por pasar. Ya sabes, adelante, que para eso está aquí.

Un abrazo.

josé manuel ortiz soto dijo...

Pedro, ese es,dicen los que saben de esto, que el objetivo del hiperbreve es sugerir. A veces se consigue, a veces no, pero lo importante es intentarlo.

Un abrazo.

josé manuel ortiz soto dijo...

Gemelas, a lo mejor el avestruz ni falta le hacen los ojos, conozco a muchos -yo incluido- que a veces ni cuanta nos damos de nuestro alrededor. Quizá el pobre animal ha aprendido a percibir de otra manera, un tercer ojo o un sexto sentido, creo yo.

Saludos.

ROSIO dijo...

Es muy bueno y más...abrazo.

Javier Ortiz dijo...

Vaya forma de salvarse.

Divertidísimo y sugerente micro. Saludos.

Mónica Ortelli dijo...

Buenísimo micro, Manolo. Me hizo sonreír.
Un fuerte abrazo.

josé manuel ortiz soto dijo...

Rosio, creo que todos somos en algún momento avestruces.

Un abrazo.

josé manuel ortiz soto dijo...

Javier, dicen que el fin justifica los medios. No siempre se está de acuerdo, pero es un aposibilidad.

Saludos.

josé manuel ortiz soto dijo...

Mónica, que bueno que te ha gustado, pero sobre todo que te haya hecho reír:
Ya sabes, un abrazo.