miércoles, 4 de septiembre de 2013

Tiempos modernos o cuando se deja escuchar el lamento de un viejo tiburón blanco


El mundo no es el mismo desde que el pez chico se come al pez más grande y lo vomita, decepcionado. 


Imagen tomada de la red

4 comentarios:

Pedro Sánchez Negreira dijo...

¡Qué gran verdad tan bien pintada!

El mundo nunca es el mismo.

Un abrazo,

josé manuel ortiz soto dijo...

Pedro: el mundo siempre en evolución, y la conservación de las especies.

Va un abrazo.

Diego Alejandro Majluff dijo...

Los chicos son multitud, pero entiendo que los gigantes son difíciles de digerir. Y bueno. Provecho.
Un abrazo desde Pergamino, Buenos Aires.

josé manuel ortiz soto dijo...

Diego: pero dicen que los últimos serán los primeros; saludos.