miércoles, 8 de septiembre de 2010

Apocalipsis*



Pasado el arrebato, Dios se refugió en el silencio de la eternidad.


*La Marina de Fictica: 2o. Lugar Julio 2010. Jurado: Silvia Pratt.
Imagen de NASA: La mano de Dios.

16 comentarios:

Mónica Ortelli dijo...

Felicitaciones, José.
Inmensa mini en su brevedad.
Saludos!

josé manuel ortiz soto dijo...

Mónica, una coincidencia que andemos al mismo tiempo por aquí.
Gracias y un cálido abrazo.

Alberto Flecha dijo...

Me gusta mucho, José Manuel. Has conseguido uno de esos hiperbreves que se leen en un segundo y te dejan pensando un buen rato.

Un saludo

Patricia dijo...

Coincido con mis compañeros: felicitaciones José Manuel.

Te dejo un cariñoso saludo

josé manuel ortiz soto dijo...

Alberto, hay momentos que se juntan las constelaciones y las cosas van. Gracias.

Patricia, ¿cuàntas veces no hemos sido dios? Un abrazo.

Rosio dijo...

Tanto silencio!...
Hermoso Manuel, felicidades.

Pablo Gonz dijo...

Qué susto. ¿Somos fruto de un arrebato? Me gustó mucho este hiperbreve: tema absoluto (iba a decir inmenso pero no se acomoda), economía absoluta, vértigo absoluto. Me lo imagino escrito en chino hace unos 2000 años.
Un admirado abrazo,
PABLO GONZ

No Comments dijo...

No sé qué pensar con los arrebatos, a veces que mejor no haberlo tenido ¿no?
De cualquier manera, hiperbreve para pensar. Enhorabuena.

Un saludo indio

josé manuel ortiz soto dijo...

Rosio, gracias. El silencio también puede ser estruendoso. Un abrazo, amiga.

Pablo, creo que como individuos efectivamente somos producto de un arrebato (o muchos arrebatos). Como parte del Universo, creo que también, pero eso se lo dejo a los científicos. Saludos y gracias por el opoyo con Oscura obsesión.

Indio, mientras sean para bien, que continúen. Un abrazo.

Pablo Gonz dijo...

De nada. Siempre es un placer difundir lo hermoso.
Un abrazo, P.

Las Gemelas del Sur dijo...

Señor!! ya lo entendemos, no se lo pensó dos veces y aquí estamos, pensando a veces que estamos dejados de la mano de Dios.
Brevísimo y buenísimo
Saludos.

josé manuel ortiz soto dijo...

Gemelas del Sur, esperemos que antes de un nuevo arrebato se lo piense bien.

Un abrazo.

Gabriel Bevilaqua dijo...

Felicitaciones, José; merecido premio. Tiene toda la sustancia que debe tener un hiperbreve en su engañosa simplicidad.

Saludos.

josé manuel ortiz soto dijo...

Gracias, gabriel. Felicidades por tu primero y segundo lugar: excelentes textos. Y un gusto que estés de regreso.

Un abrazo.

Bicefalepena dijo...

Un calentón lo tiene cualquiera. Aunque no cualquiera es dios...

Muy bueno compañero.

josé manuel ortiz soto dijo...

O quizá dioses en nuestro microcosmos, igualmente impulsivos.

Saludos.