sábado, 4 de septiembre de 2010

Oscura obsesión

Tejió en el marco de la ventana la mejor de sus telarañas. En ella cayeron pájaros de plumas coloridas, serpientes esquivas y hasta montones de gatos curiosos que rondaban la casa abandonada. Sólo la luna pasa tan oronda entre los hilos de seda para mirarse y juguetear en el espejo del ropero. Pero la viuda no pierde la esperanza de atraparla, y menos después de haber probado la carne blanca de un ángel trasnochado.

Foto de Anastacia, Telarañas.

15 comentarios:

Patricia dijo...

¡¡¡EXTRAORDINARIO!!!
¡Bravo José Manuel!

Un abrazo

Patricia dijo...

Lo he compartido en mi página de faceboock. En originalidad y narración, excelente.

josé manuel ortiz soto dijo...

Patricias, gracias por difunidr esta mini. Saber que lo que uno hace se lee es muy satisfactorio.

Abrazos.

Mónica Ortelli dijo...

Pues es una muy bella minificción que vuelvo a disfrutar.
Saludos!

josé manuel ortiz soto dijo...

Gracias, Mónica. Es un gusto verte por ésta uno de mis casas.

Abrazos.

Rosio dijo...

Hermosa Manuel, de pronto se antoja ser luna...

josé manuel ortiz soto dijo...

Sí, rosio: a veces quisiéramos ser tantas cosas en eta vida.

Un abrazo.

Esteban Dublín dijo...

Cruel. Es decir, magnífico.

Pablo Gonz dijo...

Un micro excelente, José Manuel. Con tu permiso, imito a Patricia y subo el link a facebook y a twitter.
Un fuerte abrazo y a seguir bien,
PABLO GONZ

Anita Dinamita dijo...

Precioso!
Yo quisiera ser viuda negra para probar tantas cosas bonitas!

josé manuel ortiz soto dijo...

Gracias, Esteban. Pero, ¿qué no es cruel en esta vida? Un abrazo.

Pablo, yo encantado con su difusión. Ese es el objetivo.
Saludos.

Anita, me parece que a nuestra forma, también lo somos.

Un gusto verte por acá.

Alberto Flecha dijo...

José Manuel, lo has bordado. Esas imágenes que se escapan al tópico, esa formulación poética: las imágenes, el ritmo... Una gran obra. Felicidades.

josé manuel ortiz soto dijo...

Alberto, un honor tus palabras. Comentarios como los de ustedes invitan a seguir escribiendo.
Un gusto tenerte por acá.

Un abrazo.

Yunuén Rodríguez dijo...

Wow, micro fantástico y tintineante, espero que no desearas causar terror porque me ofreció brillos de luciérnagas y campanitas de rocío nocturno. "Oronda" ¡ni recordaba esa palabra! Me gustó mucho.

Saludos, feliz 2012.

josé manuel ortiz soto dijo...

Yunuén, es uno de mis micros más preciados. Por ahí obtuvo después un segundo lugar en un concurso.

Saludos.