miércoles, 26 de marzo de 2014

Puesta en escena



RECUENTO

Me casé enamorada, como la mayoría: con los pies en el aire y la cabeza quién sabe dónde, mirando al elegido como a un príncipe azul, o de menos al profesionista que me sacaría de este burdel de mala muerte. Y en cierta forma no me equivoque: ahora solo trabajo para él, y para mi amante.


MEMORIA

Cuando la ausencia toma posesión de los recuerdos, todo se desvanece, aun los espectadores que creían estar ahí.


VACUIDAD

Nada llena el vacío de una casa abandonada. El silencio cenizo —en su andar de polvo— recubre las paredes y los pisos, siempre a la espera de unos pies y unas manos que lo sientan. De su olor intemporal —húmedo o seco— no digo nada: el tiempo es caprichoso y huele como quiere. 


MALABARISTA

La cuerda camina alrededor de su cuello sin perder el equilibrio.


6 comentarios:

Luisa Hurtado González dijo...

El último es... tremendo. muy bueno.
Felicidades

josé manuel ortiz soto dijo...

Gracias, Luisa. Una historia bastante cruda la hiperbreve.

Un abrazo.

rubén dijo...

Hola, acabo de iniciar el proyecto 365: escribir un relato por cada día del año. He visto tu blog navegando por internet. Si quieres seguirme, mi blog es: http://pepitas-de-oro.blogspot.com.es

Beto Monte Ros dijo...

Cuatro micros muy buenos, pero, como siempre, alguno destaca y deslumbra al lector, necesariamente tengo que referirme a “Vacuidad” y “Malabarista”, sobre todos, éste último.
Saludos.

josé manuel ortiz soto dijo...

Rubén, por aquí nos hemos de encontrar. Saludos.

josé manuel ortiz soto dijo...

Beto: Vacuidad fue un texto que anduvo dando muchas vueltas en mis apuntes,finalmente entró al taller fe Ficticia. Malabarista, es de esos que ni uno sabe de dónde asomó.

Un abrazo.